La distribución de la naranja está sufriendo en España una verdadera revolución que se podría trasladar a otros sectores. Y es que el sobreprecio que estamos pagando los consumidores en beneficio de los distribuidores está a la vista. El propio Ministerio de Agricultura fija el precio de destino en 1,35 euros por kilo de naranja navel late, kilo de naranjas que el agricultor vende a 0,15. ¿Quién se queda con tanto dinero por medio? Está claro, los distribuidores que se enriquecen a costa del trabajo del agricultor y la permisividad de la administración.

Las manifestaciones de las asociaciones de agricultores no hacen más que corroborar los hechos, el precio abusivo que paga el consumidor y el poco margen de beneficio que obtienen de cosechar naranjas, frutas y legumbres a costa de los márgenes de los distribuidores.

¿Quién dijo que no se puede romper esta cadena en la que el más beneficiado siempre es el gran distribuidor?

Así lo están demostrando muchos agricultores que hartos de ver cómo “regalaban” sus naranjas y frutas a precio de risa, han decidido distribuir ellos mismos las naranjas a través de internet.

Y de esta forma tan sencilla se han quitado de un plumazo a los grandes distribuidores contratando a agencias de envío y mensajería para enviar la fruta directamente a tu casa y así poder ganar todo el sobreprecio que se comían los mayoristas.

El sistema está todavía en pañales y queda mucho camino por recorrer, pero la tendencia está clara no sólo en el sector de las naranjas sino incluso en otros sectores que se han animado a distribuir sus productos perecederos a través de la red.

Ventajas que ofrece la compra de naranjas por internet:

  • Sirven la naranja fresca directa del árbol y de acuerdo a las temporadas de recolección, por tanto no hay cámara ni método de conservación que empeore la calidad de la naranja.
  • Llevan las naranjas directamente a tu casa y en menos de 48 horas.
  • El método de compra es muy cómodo y sencillo, desde casa, desde la oficina, o incluso mediante venta telefónica.

    Sin embargo el sistema de venta directa de naranjas todavía tiene que mejorar en algunos puntos:

  • No se pueden comprar naranjas fuera de temporada
  • Los sistemas de compra no son Standard y algunas páginas web que venden naranjas no parecen en un primer momento demasiado “confiables”
  • Sólo puedes pedir grandes cantidades de naranjas como 10 o 15 kilos. Son cantidades mínimas para que les salga rentable hacer el envío a través de mensajeros privados como Seur, etc.

    A pesar de estos pequeños inconvenientes el mercado de la venta de naranjas por internet se ha incrementado exponencialmente en estos últimos años y está dando paso a una nueva forma de comprar a través de la red, con alimentos mucho más sanos, más ecológicos y de una calidad notablemente más alta que en los canales habituales de venta.

  • Recetas compartidas por vosotros