Salsa boloñesa vegetariana

Una de las salsas básicas para pasta, en una versión vegetariana. He incorporado hierbas aromáticas para potenciar el sabor, y lentejas para dar un poco más de textura.

Ingredientes

  • 100 gr de proteína de soja
  • 250 gr de lentejas cocidas
  • 600 gr de tomate pelado troceado fino
  • 100 ml de vino tinto
  • 1 cebolla grande
  • 2 tallos de apio
  • 3 zanahorias picadas
  • 4 cucharadas de albahaca fresca picada
  • 2 cucharadas de orégano fresco picado
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada molida
  • 2 cucharadas de concentrado de tomate
  • 250ml de caldo de verduras
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal

Preparación

Remojar la proteína de soja, lavar y escurrir perfectamente presionándola en un colador, reservar.

Rehogar la cebolla, zanahoria y apio picados finos en el aceite hasta que estén pochados. Incorporar la proteína de soja y dorar unos minutos. Mojar con el vino tinto, evaporar, y agregar el tomate troceado (o triturado, según gusto).

Agregar las hierbas, concentrado de tomate, y el caldo vegetal, así como las hierbas. Cocer todo junto una media hora, a fuego suave. Incorporar las lentejas escurridas y cocer otra media hora, hasta que se integren bien todos los sabores. Servir caliente, acompañada de pasta y parmesano rallado.

Una de las salsas básicas para pasta, en una versión vegetariana. He incorporado hierbas aromáticas para potenciar el sabor, y lentejas para dar un poco más de textura a la salsa. Personalmente prefiero la proteína vegetal de textura fina, que absorbe mejor los sabores que la gruesa, aunque como todo, es cuestión de gustos. De ahí que las lentejas, aparte de aportar sabor, hagan que encontremos algo más para “morder” en la salsa. Se puede guardar en nevera 4 ó 5 días y congelar sin ningún problema. La cantidad que sale con esta receta es más que para una sola comida.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de email no será publicada.

Iniciar Sesión