Salsa boloñesa mítica

Esta receta consiste en la "mítica" salsa boloñesa que ha llenado múltiples mesas agradando en forma de diversas recetas, ya que es una salsa que pega originalmente con la pasta pero que se puede incluir en muchas elaboraciones.

Ingredientes:

  • 800gr de Tomate Triturado
  • 500gr de Carne de Ternera picada
  • 2 Cebollas
  • 2 Zanahorias
  • Ajo
  • Leche
  • Aceite de Oliva
  • Laurel
  • Pimienta Negra
  • Azúcar
  • Sal

Elaboración:

Esta receta consiste en la “mítica” salsa boloñesa que ha llenado múltiples mesas agradando en forma de diversas recetas, ya que es una salsa que pega originalmente con la pasta pero que se puede incluir en muchas elaboraciones (con pan de trigo, en emparedados, en frío con ensalada, en pasteles…).

En primer lugar, pelaremos la zanahoria y la coceremos durante 15 minutos aproximadamente. Mientras, pelaremos la cebolla y la cortamos en juliana para pasar a pocharla en un chorrito de aceite de oliva con su correpondiente pizca de sal. Seguiremos el mismo procedimiento con 2 dientes de ajo que también añadimos a la sartén con 2 hojitas de laurel previamente lavado. Una vez que esté pochada la cebolla y el ajo, lo pasaremos a una olla plana donde acabaremos nuestra salsa.

En la anterior sartén doraremos la carne picada de ternera con una pizca de sal y un golpe de pimienta negra recién molida. Cuando esté lista, la pasaremos a la olla de la cebolla y el ajo. Vertemos un chorrito de leche (aproximadamente 50ml) y dejamos a fuego suave que reduzca.

Con la zanahoria ya cocida, la picamos y reservamos para añadir a la olla cuando haya reducido la leche. En ese momento también añadiremos el tomate triturado, y lo condimentaremos añadiendo una cucharada de azúcar y su correspondiente sal una vez catado. El azúcar nos va a rebajar la acidez del tomate consiguiendo una salsa mucho más compacta.

A fuego no muy fuerte y sin dejar de revolver de vez en cuando, elaboraremos nuestra sabrosa salsa boloñesa. El tiempo de cocción dependerá de la densidad deseada, en este caso ha estado unos 20 minutos aproximadamente. Acordarse de extraer las hojas de laurel a la hora de presentar el plato, o rescatarlas para presentarlas como adorno.

Algo clave en las salsas de tomate es el reposo, por lo que conviene preparar esta salsa con anterioridad. Una vez reposada, la emplataremos con nuestro producto elegido para la ocasión.

Buen provecho

Déjanos tu opinión

Tu dirección de email no será publicada.

Iniciar Sesión