Panacéa (pan) de Avena, Pipas y Nueces

Si estás buscando cambiar tu desayuno por uno sano, que te de energía toda la mañana, que te haga recobrar la silueta sin pasar hambre, y que mime tu corazón con la suavidad de la avena y las sabrosos arrumacos de los frutos secos... Tan sencillo de

Increíble lo sencillo que es preparar este Pan de Avena.

Extiende los copos de avena sobre la bandeja plana con cariño, la capa debe ser fina, de medio cm. aproximadamente, como una caricia.

Vierte el vaso de agua, es importante que todos los copos queden cubiertos, empapados, pero que el agua no supere la superficie de los copos, un mínimo caldoso, estaría bien.
Deja un minuto que absorban el agua.

Ya no debe sobrar agua, si sucede, retirala ( no tires ese agua, luego lo hablamos ).
Ahora extiende con arte las pipas y el sésamo.

Las nueces, húndelas presionando, o se te tostarán demasiado porque sobresalen más. Espolvorea una pizca de amor y… bandeja al horno!!!, lo más cerca del grill, a 200 grados, 20 minutos.

Obsérvalo, si te gusta más tostado y crujiente, déjalo unos minutos más.
Sírvelo caliente, frío no tiene nada que ver (se ablanda). Si no tienes tiempo de prepararlo por la mañana, déjalo hecho por la noche,justo que le falte un punto de horneado, en el desayuno solo tendrás que calentarlo al grill, vale la pena!!!
Y si te gusta dulce… Con un poquito de miel… Mmmmmmmmm!!! Está delicioso, y que bien huele!!!

Se puede cambiar el agua por leche, pero esta receta no combina hidratos con proteínas, por si también mimas tu línea!!! o no puedes tomar lácteos.
Receta creada con amor por Elvia Cor.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de email no será publicada.