Filloas rellenas de pollo champis y bacon, gratinadas

Ay ay ay, mira qué invento más rico sale de la semana de la filloa.
Incluída en el especial: Cocina de Galicia

Ingredientes para 2:
-2 filloas

-1 pechugas de pollo pequeña

-1 paquetito pequeño de bacon en dados

-1 latita pequeña de champiñones a láminas

-queso rallado para gratinar

-bechamel (usé preparada, de nuevo, Parmalat)

 

 

Ay ay ay, mira qué invento más rico sale de la semana de la filloa.
Yo, a la hora de mezclar, me suelo acordar de mi padre, que dice que si hay 2 ingredientes que te gustan, ¿porqué al mezclarlos te van a dejar de gustar? Así que en mi casa se hacen unos matrimonios extrañísimos, pero que siempre nos convencen.
Este no es el caso. No es un matrimonio extraño. No creo que a nadie le sorprenda el relleno en sí. Pero quizás sí el que ese relleno se quede abrigado por la dulce y tierna filloa.

En primer lugar, preparamos las filloas. Para consultar la receta paso a paso, pinchar aquí.
La ponemos extendida sobre una superficie plana, y empezamos la preparación del relleno.

Cortamos la pechuga de pollo en daditos medianos, ni demasiado pequeños, ni muy gorditos (fijaros en la foto)

Los ponemos a dorar en una sartén con unas gotas de aceite de oliva, y salpimentamos.

Cuando pierda el color rosado, añadimos el bacon, removemos bien, y un par de minutos después, añadimos los champiñones (antes los pasamos por abundante agua, y escurrimos)

Removemos y mantenemos a fuego medio hasta que se vea todo con un tono doradito, bien hecho, y retiramos.

Ponemos la mitad de este relleno (o la cantidad que deseéis) en el centro de una filloa, como muestra la imagen.

Cerramos los laterales hacia el centro de la filloa, y apretamos un poquito para que quede bien sujeta.

En una fuente especial para horno, ponemos una capa muy finita de bechamel y añadimos encima las filloas rellenas.
Las cubrimos con más bechamel.

Y por último le añadimos el queso rallado.

Metemos al horno a gratinar unos 5 minutos, o hasta que tomen color tostado.
Retiramos y presentamos en una fuente amplia.

Podemos acompañar con una buena ensalada.

Bonito disfraz para la filloa, ¿verdad?

Buen provecho.

Incluída en el especial: Cocina de Galicia

Déjanos tu opinión

Tu dirección de email no será publicada.