Brownies

Según se cuenta, el brownie apareció en EEUU a finales del siglo XIX y surgió porque al cocinero se le olvidó ponerle la levadura. Creo que somos muchos los que le damos las gracias por este magnífico olvido.

Este “marroncito” está tierno por dentro y crujiente por fuera y es bastante delicado en su manejo. Hay muchas formas de acompañarlo, pero esta tarde lo he hecho tal cual explico abajo y ha sido devorado impunemente por Chiqui.

Ingredientes (para dos personas)

  • 115 g de azúcar moreno
  • 60 g de chocolate 55% cacao en trozos
  • 45 g de mantequilla sin sal
  • 1 huevo batido
  • 45 g de harina de repostería
  • 25 g de avellanas en trozos
  • 1 cucharada sopera de extracto de vainilla
  • Un molde cuadrado de 18 cm

Preparación

Encender el horno a 180ºC. Derretir el chocolate y la mantequilla al baño maria e ir incoporando el azúcar, el huevo, la vainilla y por último las avellanas y la harina.

En el molde, poner papel sulfurizado y echar la mezcla. Hornear 13 minutos y 2-3 más mantener los brownies con el horno apagado.

Sacarlo del molde y ponerlo en una rejilla. Hay que tener cuidado porque es bastante frágil.