Arroz otoñal

Arroz con alcachofas (preferible babies) al estilo rissoto.

Mi abuela era croata, se vino desde allá en un barco, a los 18 años  y sin saber en  que parte del mundo estaba, ancló en Antofagasta Chile. No sabía leer ni escribir ( creo)  y de la cocina arrancaba. Pero era buena para  los negocios y llegó a tener un pequeña fortuna, siempre mandoneando a otros. Pero habia dos cosas que cocinaba personalmente. Una especie de risoto caldúo, a veces con pollo, otras con alcachofas.  Su plato estrella era judías al dente, con ajo crudo. Olias por tres días.

Como la pequeña fortuna la jugó en el casino y en las carreras de caballos, no me quedó más que hacerme profesional. Pero de algún gen, saqué el amor por ser cocinilla. Tendría 4 años  y me regalaron una cocinita de fierro, yo ponía dentro maderas  y hacia fuego y cocinaba ” de verdad”.

Vamos a la receta. Hoy existen en  el mercado las  alcachofas babie, son chiquititas  y tiernas, se no las tienen usen alcachofas normales.

Con un buen cuchillo corten el tallo y las puntas de las hojas, quera sacar las espinitas que traen, quedan  mochas, como flor. Si son babies, usenlas enteras, si son maduras, partanlas en cuartos  y saquen los pelos sin romperlas.

En una olla o cacerola amplia, tipo paellera, frian cebotlla en cubitos finos, en aceite de oliva (dos cabezas). Si gustas del curry, un par de cucharaditas.

Agregen unos dientes de ajo picado a gusto, hierbas aromáticas  y sal.

Rallen un par de tomates maduros encima, unas hojas de laurel. Pongan una taza de arroz (idealmente arboreo o tipo corintio, de ese redeondito u brillante), dos tazas de agua hirviendo, y coloquen sus alcachofas, enterrándolas en el arroz.

Unos 20 minutos  y estará listo el guiso, los com,ensales comerán un arróz jugoso y sabroso y disfrutarán de raspar las alcachofas con sus dientes

Si ves que el guiso se está secando, no lo permitas y agrega agua caliente o vino blanco. Debe quedar jugoso.

Que lo disfruten. Y no olviden, cuando una cocina, debe probar, durante la reparación, yo no lo hacía  y erraba la salobridad. Probar, no significa comer, porque si no todas las cocinillas seríamos gorditas. Bueno, los cocinillos engordan con cerveza.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de email no será publicada.

Iniciar Sesión