Empanadillas de Chocolate

Las empanadillas, se pueden cocinar de múltiples maneras, con chocolate, con queso, etc..., se pueden hacer dulces o también saladas. Pienso que es un plato muy barato, rico y muy saludable.

Empanadillas de Chocolate

Esta receta que os voy a explicar de empanadillas de chocolate, es un postre, muy barato, y muy fácil de preparar. Y lo mejor de todo es que están buenisimas, para chuparse los dedos.
Como siempre, os explico el paso a paso, para que no tengáis ninguna dificultad en prepararlas.
Ingredientes:
16 obleas de masa para empanadillas( Yo utilizo de “La cocinera”)
1 bote de crema de chocolate con avellanas de 500g (vale cualquier marca)
Aceite de Oliva
Azúcar blanco (para espolvorear)
Procedimiento:

Sacar las obleas del paquete, y sin quitarles el papel que llevan, extenderlas separaditas, en la encimera de la cocina, la encimera tiene que quedar libre de cosas, para poder trabajar mejor.

Seguidamente, abrir el bote de crema de chocolate con avellanas, y con dos cucharas pequeñas de postre, ir poniendo una cuchara colmada de crema en el centro de cada empanadilla, ayudándonos con la otra cuchara. Yo lo hago así , porque como la crema de chocolate es tan espesa, cuesta un poco de soltarse de la cuchara.

Y a continuación, ir cerrando las empanadillas, ayudándonos con las púas de un tenedor grande, presionando un poquito.

Todo este procedimiento, yo lo hago de una en una, porque pienso que se trabaja mejor, y con más orden.

Y una cosa muy importante, es que no hay que quitarles el papel, hasta que vayamos a colocarlas en la sartén.

Por tanto cada vez que tengamos una empanadilla lista y cerrada, la iremos colocando en otra parte de la encimera de la cocina, para separarlas de las que estamos cerrando.

Cuando ya tegamos todas las empanadillas rellenas y cerradas, pasaremos a freirlas.

Coger una sartén grande y un poco honda, y echarle abundante aceite, y ponerla a calentar.

Cuando el aceite ya humee, ir echando las empanadillas separándolas del papel, de una en una con la mano, con cuidado de no salpicarnos con el aceite caliente.

Ir friéndolas de cuatro en cuatro, siempre a medio fuego, y vigilarlas mucho, porque se doran muy rápido, darles la vuelta por el otro lado, hasta que queden doraditas, e irlas reservando, en la fuente donde las vayamos a emplatar, poniéndo debajo un papel absorbente de cocina para que se absorba el aceite sobrante, y las que vayamos reservando, espolvorearlas con azúcar.

Y ya estarán listas para degustar. ¡¡Bon a petit!!

 Recordaros que podéis encontrar ésta y otras muchas recetas en mi nuevo blog de cocina:http://cocinandoconkatia.blogspot.com

Déjanos tu opinión

Tu dirección de email no será publicada.