Croquetas de jamón y huevo duro

Unas croquetas sabrosas, cremosas y muy sencillas de hacer. Como segundo plato o como aperitivo nos sacarán airosamente de más de un apuro.

Ingredientes para 6-8 personas

  • 150 gr. de jamón serrano picado
  • 3 huevos duros
  • 1 cebolla mediana
  • 150 gr. de harina
  • 150 gr. de mantequilla
  • 1 litro de leche
  • 2 huevos batidos para rebozar
  • pan rallado para rebozar las croquetas
  • harina para rebozar las croquetas
  • aceite abundante para freír las croquetas
  • sal y pimienta

Preparación:

En una sartén fundir la mantequilla y cuando esté fundida agregar la cebolla bien picada con un poco de sal. Dejar que se sofría lentamente.

Mientras tanto cocer los huevos durante 10 minutos, desde que el agua hierva con un puñado de sal para facilitar su pelado. También se puede añadir un chorrito de vinagre que tiene el mismo efecto.

Una vez cocidos, refrescar, pelar y picar. Cuando la cebolla esté tierna, añadir el jamón picado, dar un par de vueltas, agregar la harina y dejar que se rehogue bien.

Seguidamente agregar los huevos duros picados y posteriormente y poco a poco la leche que deberá estar calentita o cuando menos templada o del tiempo. Cocer bien si dejar de remover y la masa de croquetas veremos que está hecha cuando se vaya separando de las paredes del recipiente; sazonar al gusto con sal y pimienta.

Una vez ya hecha la masa verter sobre una bandeja y deja enfriar totalmente. Cuando la masa esté fría, formar las croquetas, pasar por harina, huevo y pan rallado y a continuación se pueden freír o congelarlas.

ALGUNOS CONSEJOS PARA LAS CROQUETAS

Si las croquetas están congeladas no es necesario descongelar para freírlas. Es preciso que el aceite esté caliente y no freír muchas de una vez para evitar que se abran.

Es una de las preparaciones ideales para hacer hoy y comer mañana, porque aguantan muy bien la congelación y se conservan sin freír al menos 2 ó 3 días en la nevera. Es una elaboración que suele gustar a todo el mundo.

Admiten miles de ingrediente, aunque la técnica sea siempre la misma, excepción hecha de las llamadas croquetas líquidas que tienen algunos pasos diferentes.

Dependiendo del tamaño se pueden servir como plato principal o como parte de un aperitivo o cóctel; una elaboración que nunca falta en eventos de este tipo

Pueden servir para regenerar sobras, pero están mejor si se hacen con ingredientes específicamente destinados a ellas. Por ejemplo si se hacen de carne del cocido, será preciso añadir algún ingrediente que potencie el sabor, ya que esta carne ha dejado todas sus sustancias tanto de sabor, aroma y nutritivas en el caldo o fondo.

La harina es preciso rehogarla siempre bien para evitar que sepa a crudo y la masa se cueza bien.

La leche hay que agregarla poco a poco y estando al menos templada o del tiempo, nunca fría.

Te invito a visitar las recetas que nuestros amigos cocinillas han compartido con nosotros.

Ensaladas y Entrantes