Caballas asadas con verduras

Las caballas quedan muy tiernas, son un poco peleonas (por las espinas) pero con este preparado quedan muy sabrosas, y sobre todo: estupendas de precio!
Incluída en el especial: Cocina de Galicia

Ingredientes:

  • 4 verduras
  • 3 patatas medianas
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1/2 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 tomate
  • 1 vaso de vino blanco
  • aceite de oliva, sal y pimienta negra

Preparación:

Llevo un buen rato intentando editar esta receta para lanzarla, y no hay manera. Se me escapa la vista a la ventana con relativa facilidad.

Y es que ha amanecido uno de esos días azules, en los que ni una sola nube asoma. El sol brilla (y parece que calienta) la gente pasea por la ría, corre en sus bicis… hay incluso hasta otro olor.

Así que vuelvo al escritorio y me siento para seguir con la receta… pero al momento la ventana me vuelve a llamar.

Y es que me he levantado como especialmente enamorada de Coruña. Eso me pasa algunos días (ya sabéis que mis amores están repartidos entre Murcia, Logroño y A Coruña) pero hoy es que el día acompaña. Me acuerdo cuando venía a vivir aquí, cuánta gente me dijo que el clima de Galicia me deprimiría. ¡Qué de mitos tenemos! No he conocido un lugar más azul y verde que éste que ahora habito. Sí que tenemos días grises, unos pocos. O unos cuantos (y son tan bonitos!!) pero son necesarios para que el día que brilla el sol, los montes luzcan verdes, en todas sus tonalidades.

Suele pasar en estos días, que no hay orden ni plan, que lo mismo cojo el coche y me planto en algún pueblo a hacer unas fotos, que me paseo por algún mercado del centro de Coruña, por el puerto, o por la Torre de Hércules. En estos lugares, descubro que no soy la única enamorada de Coruña. Mis paisanos ven el rayito de sol y se lanzan en cuanto pueden a la calle. Es frecuente en estos días, encontrar a parejitas de enamorados comiendo en la ría (algunas vez, nosotros mismos hemos cogido el mantel y la mochila y hemos bajado) y sobre todo mucha gente haciendo deporte a lo largo de ella (tenemos un paseo marítimo que ni en mis mejores sueños!)

Pero hoy no puedo! tengo (debo) que estar en casa, así que a falta de pan, buenas son tortas.

Acabo de sacar un par de fotos por la ventana, para demostrar que Galicia es azul!

Y he rescatado otras de hace unos días para que veáis que no sólo es azul, sino que es preciosa, maravillosa.

El Castillo de Santa Cruz, en las 2 imágenes.

Torre de Hércules, al atardecer, 04.03.2010

Torre de Hercules, al atardecer.

Paseo dólmenes A Coruña.

Y visto lo bonita que es la ciudad, nos vamos a la cocina.
Esta receta la preparé hace varias semanas, pero tengo tantas cosas pendientes de publicar…

Las caballas estaban en mega-promoción, y me hice con unas cuantas para hacerlas al horno.

En la pescadería, pedís que os quiten las cabezas, y os las limpien bien.

Ya en la cocina, pelamos y cortamos a trozos medianos las patatas y las ponemos en una bandeja de horno. Ponemos también unas tiras de pimiento rojo (al gusto) y unas cuñas de tomate.

Añadimos cebolla a tiras, y 2 ajos (yo los puse enteros, para poder retirarlos luego)

Ponemos un hilo de aceite de oliva, sal, pimienta y el vaso de vino blanco, y metemos en el horno precalentado a 180º

Pasados 30 minutos, retiramos y colocamos encima de este asado de patatas y verduras, las caballas limpias. Salamos y ponemos aceite de oliva y pimienta sobre las caballas y volvemos a meter al horno unos 20-25 minutos (se hace así, porque las patatas necesitan alrededor de una hora al horno, pero las caballas tan sólo unos 20 minutos)

Pasado este tiempo, retiramos, comprobamos que la patata y el pescado estén bien hechos, y emplatamos.

Y lo tenemos listo para servir.

Buen provecho, espero que os guste!

Las caballas quedan muy tiernas, son un poco peleonas (por las espinas) pero con este preparado quedan muy sabrosas, y sobre todo: estupendas de precio!

Incluída en el especial: Cocina de Galicia