Bocadillo de jamón

Un bocadillo para una excursión.

Érase una vez una pareja enamorada, recién ennoviada, es primavera y comparten una excursión a los arribes del río Duero, un bocadillo para la sorpresa con lo que más le gusta a ella: jamón, berenjena y tomate, en una pradera en la ribera del río Tormes, junto al puente que lo cruza por Fermoselle, camino del pozo de los humos. Dadas las circunstancias este cuento no lo puedo olvidar.

Si quieres triunfar con una novia vegetariana a la que le vuelve loca el jamón este bocadillo es infalible, ¡aplícate el cuento! Y llévala de excursión.

El pan de este bocadillo es un pan bregado, escasamente hidratado y de esforzado amasado. Asignatura pendiente.

 

Ingredientes:

Pan:

Bollos de pan bregado o candeal

Para el relleno:

  • Jamón ibérico
  • Berenjena
  • Tomate
  • Semillas de hinojo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Elaboración:

Cortar el jamón en lonchas

Saltear el tomate cortado en pequeños dados en una sartén con unas cucharadas de aceite de oliva. Espolvorear las semillas de hinojo. Salar

Tostar en una plancha o en una sartén carmela la berenjena en rodajas con una cucharada de aceite. Salar.

Para el bocadillo:

Abrir por la mitad el bollo bregado.

Rellenar con tomate, berenjena y jamón.

Nota:

Si se sumergen en agua con sal, durante al menos media hora, las rodajas de berenjena se hidratan, lo que mejora su fritura al absorber una menor cantidad de aceite, y su cocción interior al contener más líquido.

 

Te invito a visitar las recetas que nuestros amigos cocinillas han compartido con nosotros.

Ensaladas y Entrantes