Arroz con leche con láminas de caramelo

Me encanta el arroz con leche. Desde pequeña ha sido uno de mis postres favoritos, pero no me gustaba el arroz con leche que hacían en muchos sitios. Me gustaba el arroz con leche de mi madre, cremoso, ¡ummm!
Incluída en el especial: Cocina de Asturias

Me encanta el arroz con leche. Desde pequeña ha sido uno de mis postres favoritos, pero no me gustaba el arroz con leche que hacían en muchos sitios. Me gustaba el arroz con leche de mi madre, cremoso, ¡ummm!

Cuando me casé, le pedí a mi madre la receta, estaba deseando hacerlo, pero esto esta es la explicación que me dio:

– Se pone a cocer el arroz, con muy poquita agua, sólo un poco ¡eh!,  pero no se te ocurra echar todavía el azúcar. 

– ¿Cuánto arroz?

– Pues depende de los que seais, puedes poner cuatro o cinco puñaditos. Cuando el arroz ha absorvido el agua, recuerda que es muy poquita el agua que tienes que poner, vas echando poco a poco la leche y removiendo continuamente.

– ¿Cuánta leche?

– Eso lo vas viendo, tu vas echando leche y removiendo despacito. Cuando eches la leche añades también una piel de naranja o de limón y un palito de canela. ¡Ah, y el azúcar!

– ¿Cuánto azúcar?

– Pues según te guste de dulce echas más o menos

– ¿Pero aproximadamente cuanto?

– Eso depende de si echas un chorrito de leche condensada

– No me habías dicho que tenía que echar leche condensada

– Porque es sólo si quieres ponerle un poco

– Suponiendo que le pongo un chorrito de leche condensada ¿Cuánto azúcar?

– Eso lo vas viendo

– ¿Pero como voy a verlo?

– Hija, que nerviosa te pones enseguida, si no sabes como te gusta de dulce el arroz con leche lo pruebas, pero eso sí la leche la echas poco a poco, que el arroz vaya cociendo en la leche y espesando, pero ya sabes que no quede muy espeso que luego es engrudo. Y ya sabes, por lo menos tiene que estar cociendo una hora que sino se queda demasiado líquido….

Lo intenté, os juro que lo intenté decenas de veces, pero cuando no me quedaba duro el arroz, me quedaba demasiado espeso, o demasiado líquido, o demasiado dulce o…… Hasta que desistí. Si quería comer arroz con leche le diría a mi madre que me lo hiciese

Hace unos días, hablando con mi hermana Montse me dijo que había preparado arroz con leche.

– ¿No será con la receta de mamá?

-Bromeas, mamá todo lo hace a ojo y así es imposible, lo hago en la THMX

-¿Y sale bien?

-Yo he cambiado un poco los tiempos para que salga cremosito como el de mamá

-¿De verdad? Pues ya estás tardando ¿Cómo se hace?

– Así:

Ingredientes

  • 200 gr. de arroz bomba
  • 1,5 litros de leche 
  • 230 gr. de azúcar 
  • 70 gr. de mantequilla 
  • 1 piel de naranja 
  • 1 palo de canela 
  • Canela molida 
  • Una pizca de sal

Elaboración

En la THMX ponemos la mariposa e incorporamos en el vaso la leche, el arroz, el palito de canela y la piel de naranja. Esta última tiene que estar libre de la parte blanca para que no nos amargue el arroz.

Programamos 45 minutos, 90º vel. 1

Añadimos el azúcar y la mantequilla y programamos 5 minutos, 90º, vel. 1

Y  YA ESTÁ

Retiramos las pieles y vertemos en una fuente o en recipientes individuales para dejar enfriar.

Antes de servir, espolvoreamos canela en polvo y decoramos.

En esta ocasión con unas láminas de caramelo crujiente. Para hacerlas sólo tenemos que preparar un caramelo  con azúcar y un poquito de agua, muy poquito y dejar que se vaya haciendo a fuego lento. Cuando tengamos el caramelo líquido, lo vertemos en un papel de horno dejando que se hagan distintas porciones.

Cuando se enfrie despegamos las láminas de caramelo y las vamos poniendo según nos guste.

Lo siento mami, pero es como el tuyo 😉

 

Bon Appetit La cajita de nieveselena

Incluída en el especial: Cocina de Asturias

Déjanos tu opinión

Tu dirección de email no será publicada.