Telepizza se olvida de que el secreto está en la masa…

Desde que en 1988 Leopoldo Ferandez Pujals abriera su primer restaurante Telepizza en la madrileña calle de Cochabamba en Madrid, ni él mismo hubiera imaginado que sus primeros esfuerzos por crear una pizza de calidad se irían diluyendo poco a poco hasta dar en la actualidad con este tipo de subproducto de tercera que da cada día mayor significado a la expresión "comida basura".

Recuerdo que en la página "no oficial" de Telepizza, se comentaba allá por el año 2000 cómo la empresa había cambiado de fabricante de queso para reducir costes y algún que otro empleado se quejaba de la calidad de la materia prima.

Y parece que la historia se repite pero esta vez la víctima es la masa. En Telepizza se han olvidado de aquello de "el secreto está en la masa" y ahora para preparar la masa de pizza los "pizzeros" sólo tienen que sacar de un plástico la base y echarle por encima los ingredientes.

De esta forma el ahorro de costes es evidente para Telepizza, pero también la pérdida de calidad de una masa que ahora es amorfa, no cruje, blandurria y que presenta una redondez industrial casi perfecta. Unas pizzas las de Telepizza que cada vez se parecen más a las pizzas de Tarradellas, que cuestan dos euros…

¿Es posible que en Telepizza no se den cuenta del terrible bajón en la calidad de sus pizzas?. Si el problema es la reducción de costes, ¿por qué no lanzan una gama de pizzas "gourmet" con mejores ingredientes y algo más caras para los que disfrutamos del placer de una buena pizza? Estoy seguro que habría gente dispuesta a pagar un poco más por un producto de mayor calidad.

Iniciar Sesión