Spirocanelones de pasta fresca

A medio camino entre los canelones y la lasaña.
Incluída en el especial: Historia y recetas de pasta

Ingredientes (para cinco o seis spirocanelones)

Para la pasta:

  • 100 gr de sémola de trigo de grano duro
  • 100 gr de harina 00
  • 2 huevos
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • para el relleno:
  • 1kg de espinacas congeladas
  • 1/2 cebolla
  • para la bechamel:
  • 1/2 cebolla
  • harina
  • leche
  • y además: 1 bola de mozzarella di bufala campana, tomillo

El modo de hacer las placas de pasta fresca lo expliqué hace algún tiempo aquí. Se procede igual que cuando se hacen placas de pasta fresca para ravioli, la diferencia es que se dejan un poco más gorditas. En caso de usar la Imperia para hacer las placas, dejarlas en el grosor 4. Si se estiran a mano, dejar un grosor de unos milímetros. Se hierven las placas un par de minutos y se reservan encima de un trapo limpio.

Para hacer el relleno, se dora la cebolla picadita en una sartén, y se saltean con ella las espinacas. Se retira del fuego, y se pasa la batidora hasta dejar una pasta homogénea.

La bechamel la hicimos con aceite de oliva en lugar de mantequilla y 1/2 cebolla picadita, cuando la cebolla está dorada se añaden unas cucharadas de harina, se le dan unas vueltas con cuidado de que no se queme, se añade la leche, y se remueve hasta que espese.

El plato se monta de la siguiente manera: sobre una de las placas de pasta fresca, se pone una fina capa de crema de espinacas. Se enrolla en espiral, y se pone en una bandeja para horno cuyo fondo se ha pincelado de aceite. Se procede igual con todos los canelones, y una vez que está la bandeja llena, se cubren de bechamel y se ponen rodajitas de mozzarella por encima y se espolvorea con tomillo. Se dejan 20 minutos en el horno a 160º.

En el momento de servirlos les dimos a cada “spirocaneloni” cuatro cortes dejando ver las espirales de pasta y espinaca, y quedó de lo mas curioso! El resultado está a medio camino entre los canelones y la lasaña. Y está muuuy bueno. Es lo que tiene la pasta fresca, con el mínimo acompañamiento está deliciosa.

Incluída en el especial: Historia y recetas de pasta

Déjanos tu opinión

Tu dirección de email no será publicada.