Roscón de reyes casero con levadura fresca

Estais hartos de esperar largas colas para comprar un roscón insipido, poco cocido y lleno de aditivos, colorantes y conservantes, no os perdais este paso a paso que os traigo...

Vamos con los ingredientes:

Azúcar glas aromatizado:

  • 120 g de azúcar
  • 1 piel de 1 limón y 1 de naranja (sin la parte blanca)

Masa Madre:

  • 70 g de leche
  • 10 g levadura fresca
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 130 g harina fuerza

Masa:

  • 60 g de leche
  • 70 g mantequilla
  • 2 huevos
  • 20 g levadura fresca
  • 10 g agua de azahar
  • 450 g harina fuerza
  • 1 pellizco de sal

Decoración:

  • Huevo batido
  • fruta escarchada y almendra
  • azúcar humedecido

Vamos con la preparación:

Una imagen vale más que mil palabras, así que aunque caseras y un pelín cutres os enseño el paso a paso para que no tengáis dudas de como se prepara el roscón.

Primero hacemos el azúcar glass, caserito y mucho más económico que el comprado.

Con el vaso y las cuchillas secos pulverizamos el azúcar 30 seg vel progresiva 5-10

Y ahora vamos a aromatizar ese azúcar.

Añadir las pieles del limón y naranja, programos 15 seg. vel. progresiva 5-10.Retiramos de vaso y reservamos.

Tenemos que hacer una masa madre, digamos así como un fermento natural que nos ayudará a que el roscón suba más deprisa, quede más esponjoso y dure más tiempo sin ponerse duro.
Ponemos los ingredientes de la masa madre en el vaso y programos 15 seg vel.4.

Retiramos del vaso, hacemos una bola e introducimos en un bol con agua templada.

Cuando la bola de masa flote y doble su volumen estará lista. ¿hay diferencia verdad?

Ahora es cuando empieza el meollo de la cuestión, vamos con la masa del roscón, sin mancharnos las manos, ni encimeras llenas de harina que te tiras 3 años para limpiarlas ni na…un amasado profesional de un buen roscón a mano puede costarnos 10 minutos y un gran dolor de muñecas jeje.

Ponemos en el vaso el glas aromatizado, los ingredientes de la masa y la masa madre. Programamos 30 seg. vel.6.

Amasar 3 min, vaso cerrado, vel. espiga.

Este es el aspecto de la masa, vereis cuando lo saqueis del vaso que se pega algo a las manos, una vez que reposa, acaba de absorver los líquidos y queda perfecta, si partimos de una masa que no se pega a las manos recién amasada, no tendremos buenos resultados con el roscón ya que nos quedará apelmazado y duro.

Dejamos que doble el volumen, puede dejarse en el vaso bien abrigado, pero yo la saqué para forzarle el levado en el horno apagado pero precalentado

a 50º.

Quitar el aire a la masa programando 1 min. vaso cerrado, vel. espiga. Aunque parezca que no tiene importancia, quitarle el aire en este punto hará que el roscón quede uniforme por todos los lados y no le queden grandes agujeros a la masa que sería muy poco vistoso a la hora de partirlo.

Formar el roscón sobre la bandeja del horno con papel vegetal.

Si veis que cuando intentáis formar el roscón se revela contra vosotros y quiere encogerse, dejarla reposar tapada con un paño 5-10 minutillos y dejará que la domemos perfectamente.

Pintar con huevo batido, adornar con frutas escarchadas, almendras y azúcar humedecido y dejar que doble su volumen de nuevo.

No hay tiempo, depende mucho de la temperatura de la cocina, si hace frío tardará más en levar, si tenéis prisa se puede forzar el levado como con el primer levado y hacerlo en el horno precalentado a 50º.

Hornear 20-25 min. a 180º, mi horno es muy cochino, tengo unas ganas impresionantes de cambiarlo y tengo que hornear a 150º aún así la foto parece que se ha quemado, pero no es así, si es cierto que está tostadito pero no quemado, tengo que tener mucho cuidado con él.

La foto principal es de otro horneado, sale taaaan rico, que igual hago 6-8 roscones todos los años para regalar a familiares y amigos.

Y os enseño una porcioncita, rellena de cabello de angel caserito, sabéis que se puede rellenar de nata, trufa, crema, para gustos los colores…

El roscón aunque suele volar en casa, un truqui para que no se ponga duro, ya que es totalmente natural y no lleva conservantes que lo mantienen tierno más tiempo es…

Una vez que el roscón ha templado después de sacarlo del horno, se mete en bolsas de plástico, de esas que ya escasean ya que no te las dan en casi ningún centro comercial.

El calor que aún tiene el roscón hará que sude dentro de la bolsa, la costra que suele tener este tipo de repostería casera se ablanda y queda tan blandita como los comerciales.

No os asustéis si a las horas de meterlo veis unas gotitas de agua colgando de la bolsa, suele pasar.

Animaros hacerlo, una vez que probais uno, no volváis a comprarlo jamás…

Déjanos tu opinión

Tu dirección de email no será publicada.