Piruletas de mini-magdalenas

son riquísimos, y su aspecto muy muy apetecibles

INGREDIENTES:

 PARA EL BIZCOCHO

   ·250g de chocolate para fundir
   ·4 huevos
   ·1 yogur natural
   ·1 medida de yogur de aceite
   ·3 medidas de yogur de harina
   · medio sobre de levadura (7,5 gramos)
   ·2 medidas de yogur de azúcar
   ·una cucharilla de mantequilla

PARA DAR FORMA:

   ·125g mantequilla
   ·50g azúcar glass
 
PAR LA COBERTURA:
   

   ·Chocolate blanco
   ·Chocolate negro
   ·Fideos de chocolate
   ·Lacassitos

ELABORACIÓN:

   Para preparar la receta de Bizcocho ponemos en un bol 4 huevos, el yogur, el envase del yogur lo llenamos de aceite y echamos ese aceite, lo volvemos a llenar de harina 3 veces, de azúcar 2 veces, con la harina mezclamos medio sobre de levadura, a todo eso le pasamos la batidora hasta que esté líquido. Añadimos el chocolate ya fundido y volvemos a batir.
   En el molde del bizcocho le untamos los bordes de mantequilla, vertemos la mezcla y lo metemos en el horno unos 35 minutos a 1800 grados aprox. Para saber si el bizcocho está hecho, pinchamos un palillo en el centro y ha de salir limpio.

   Para hacer las mini-magdalenas, desmigamos el bizcocho en un bol y reservamos.
   Tamizamos el azúcar glass y lo batimos con la mantequilla. Ya tenemos una crema de mantequilla perfecta.
   Mezclamos bien con el bizcocho, vamos poniendo el buttercream poco a poco, hasta que tengáis una pasta manejable (a lo mejor os sobra buttercream, por eso ir poniendo poco a poco).
   Hacemos bolas del tamaño deseado y les damos forma de magdalena,  las guardamos en la nevera hasta que se endurezcan, mínimo dos horas.

   Para preparar la cobertura, fundimos el chocolate negro (en el microondas mismo, en un recipiente de plástico, removiendo cada 30 segundo) mojamos la punta del palito y lo pinchamos en nuestras mini-magdalenas. Volvemos a guardar en la nevera hasta que se endurezca el poco chocolate y así se quede mejor pegado.
  Fundimos de nuevo el chocolate negro y bañamos la base de las mini-magdalenas, las pinchamos sobre un corcho hasta que se templen. Una vez templadas, fundimos el chocolate blanco y dejamos caer una cucharada encima de cada mini-amagdalena, seguidamente añadimos los fideos y el lacasito. Volver a guardar en la nevera hasta su consumo.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de email no será publicada.