Fusilli con salsa de boquerones

Un plato de pasta casera condimentado con una salsa típica del verano: tomates, boquerones, aceite y perejil
Incluída en el especial: Historia y recetas de pasta

Ingredientes 

  • 200 gr de harina
  • 100 gr de agua
  • 250 gr de boquerones
  • 1 diente de ajo
  • 1 guindilla picante
  • 1 lata de tomate triturado
  • sal, azúcar
  • perejil fresco

Amasamos la harina con el agua hasta obtener una masa lisa y elástica, hacemos una bola y la ponemos en una bolsa de plástico para que repose unos 30 minutos. A continuación, cortamos la bola en 2 porciones y con cada ración vamos haciendo un cordoncito largo que luego cortamos en trocitos de 4-5 cm. Ponemos en el medio de cada trocito una aguja de ganchillo y enrollamos con las dos manos abiertas hasta que se forme como un tubo de pasta, no importa si en algún punto abierto. Sacamos con cuidado la aguja y ponemos los fusillis a secar sobre una mesa espolvoreada por harina.

En un cazo, calentamos 3 cucharadas de aceite con la guindilla desmenuzada y el diente de ajo, y cuando se ponga dorado añadimos el tomate, una cucharadita de azúcar, una pizca de sal y dejamos cocer a fuego muy lento durante unos 30 minutos. Pasado este tiempo, añadimos los boquerones bien limpiados y sin espina. Cocemos unos 6-8 minutos y apagamos el fuego.

Llevamos a ebullición abundante agua salada y echamos los fusillis, dejándolos cocer unos 10 minutos o poco más; los escurrimos y los condimentamos con la salsa de boquerones, completando con abundante perejil picado.

Incluída en el especial: Historia y recetas de pasta

Déjanos tu opinión

Tu dirección de email no será publicada.