Doradas al limón cocinadas en el horno

El domingo pasado comimos pescadito al horno ummmmmmmm y estaba de rico, para chuparse los dedos y en casita, como mejor se come. La Dorada es un pez muy agradecido, como yo digo. Lo prepares como sea, cambiando los ingredientes siempre está bueno.
INGREDIENTES

4 Doradas

1 limón grande

3 Dientes de ajo

Salsa de soja

Aceite e oliva

Sal

Pimienta negra

Orégano

Laurel en polvo

Comino en Polvo

 

ELABORACIÓN

Precalentamos el horno a 150º.

En un mortero ponemos los ajos y la sal y lo majamos bien.

Luego le añadimos un limón pelado en trozos y lo machacamos bien.

Le añadimos el resto de los ingredientes.

Lo mezclamos muy bien.

Ponemos el pescado en la fuente de cristal del horno y con una cuchara lo vamos bañando por dentro y por fuera con el mejunje que hemos preparado.

¡Y ya está, así de simple!

Al horno con la misma temperatura  de 3/4 a 1 hora.

Tapado con una platina para que no se queme.

Cuando esté a nuestro gusto apagamos el horno y retiramos la platina.

Solo con el calor se dorará un poco, lo suficiente.

 

Lo único que se tostó más fue el jugo y fue porque tardamos el comer y lo calenté un poco.

 



Acompañado con papas fritas y una buena ensalada nos pusimos morados y de postre un heladito con flan para que bajará bien el pescado.

Como dice mi marido: por ahí no me dan de comer tan bien como en casa.

Para mí todo un piropo viniendo de un gran profesional de la hostelería con es Pepe.

Fue mi primer maestro y el que aguantó mis desastres culinarios hasta que aprendí que la cocina es amor mezclado con magia, con una buena dosis de imaginación,  otra de paciencia, y que si le pones música a tope se puede convertir en una fiesta particular donde la cocina son tus dominios y si te pones chula implantas el derecho de admisión jajajaja.

¡Ahí queda eso!