Chimichurri pebre estilo chileno

Descubrí esta salsa muy parecida al chimichurri en un restaurante chileno de Madrid. Desde entonces el pebre se ha convertido en mi salsa favorita :-)

Lo típico cuando vas a un restaurante chileno es pedir empanadas chilenas, que son deliciosas y van rellenas de carne, aceituna negra y huevo. No tienen nada que ver con las empanadillas españolas que son fritas, la empanada chilena va siempre al horno y es como el doble o triple de grande que las típicas empanadillas fritas españolas.

La empanada chilena se suele comer con esta delicia que se llama pebre. Es una salsa de cilantro, así que a los que no les guste el verdín americano no podrán disfrutar de esta deliciosa salsa. Allá vamos:

Ingredientes:

  • 1 manojo de cilantro
  • 3 tomates medianos/grandes y maduros
  • 1/2 cebolla morada
  • Tabasco
  • Sal
  • 2 cucharadas de Vinagre
  • 1 cucharada de Aceite
  • Tomate frito, pimentón o ají panca

Preparación:

Pelamos los 3 tomates para quitarles la piel y los partimos en trozos grandes. Arrancamos del manojo grande de cilantro la cantidad aproximadamente que quepa en una mano. Lavamos cuidadosamente el manojo de cilantro y lo echamos junto al tomate picado en en un recipiente para pasarlo por la batidora. Batimos no más de 4 segundos la mezcla del tomate y el cilantro para que no se deshaga mucho y quede más bien entero. Echamos a la mezcla una cucharada grande de aceite, 2 cucharadas de vinagre y un puñadito de sal.

Cortamos en cuadraditos muy finos la cebolla morada y lo echamos a la salsa. Lo mezclamos todo bien y echamos unas gotas o varias (según te guste el picante) de Tabasco. Lo probamos y corregimos de sal o de picante.

Y el último paso es darle un color más rojizo a la salsa, para ello podemos utilizar o bien tomate frito o pimentón o ají panca (un tipo de salsa de pimiento rojo peruano que se utiliza para enrojecer carnes), lo que querais y en la cantidad que deseeis para que la salsa tome un color rojo.

Y ya está lista, podeis guardarla en la nevera y utilizar para carnes a la parrilla, para empanadas y para todo lo que querais porque una vez que la pruebas no puedes dejar de comerla.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de email no será publicada.