Tarta fondant rosa animal

Aquí está mi primera tarta fondant. ¿Por qué rosa animal? Porque esta llena de animalitos jejeje la verdad es que descubrí hace muy poco esto del fondant. Empecé a ver verdaderas obras de arte en tartas y me interesó el tema.

Buscando información en varios blogs y en videos en YouTobe me animé a comprar una bolsa de nubes y experimentar. Sin ningún tipo de herramientas más que un rodillo de madera me adentré en la aventura de hacer mi primera tarta fondant a ver que salía. La pena no tener pinturas con lo que a mi me gusta pintar. Pero bueno, poco a poco.

Empecemos con el fondant.

Untamos un bols con mantequilla

Ponemos la nubes cortadas.

Las metemos en el microondas a temperatura media a penas un minuto, mejor ir controlando.

La medida que yo usé fue 125 grms. de nubes y 250 grms. de azúcar glass.

Le añadimos la mitad de azúcar y mezclamos bien.

El resto del azúcar la espolvoreamos por la mesa de trabajo y le vamos añadiendo hasta que formemos una bola que no se pegue.

Para que no se te peguen la manos untatelas de mantequilla.

Ya está jejeje (eso es decir muy pronto)

Ahora a envolvemos en un papel de plástico y la guardamos en la nevera hasta mañana.

Medida de 4 huevos como otros que tengo en el blog.

Sabor canela y yogur  de macedonia.

Esta vez con el azúcar blanca el molde funcionó bien.

Lo estuve mirando un rato a ver si se bajaba, pero no, se mantuvo ahí jejeje.

Al final le hice otra capa más arriba.

La primera con Manjar Blanco y una cucharadas de leche y 1 mto. en el microondas

Se extiende con cuidado porque está caliente para que no se rompa el bizcocho.

La segunda capa con mermelada de manga 

que tenía guardada en la nevera de  la que hice el otro día.

Y en la capa que corté a última hora….

Higos frescos de huerta.

Ya está relleno.

La masa.

¡Ay Dios mío!

La que líe en la cocina jejeje. 

No vean, eso es pá verlo, no pá contarlo.

Y menos para sacar fotos con el pringue que tenía.

Cuando lo conseguía no había forma de despegarlo y se me rompía, y a empezar otra vez.

El rodillo siempre hacía delante, no pá trás, pá lante. 

¡de eso nada!

Algo más que aprendí.

Me quedé sin azúcar glass y la masa que estaba aun pringosa y no la podía levantar, y recordé que vi un video que un chico usaba maicena.

¡Mi salvación!

Ahora solo quedaba forrarla.

¡Solo! jajajaja

Mis herramientas, un cuchillo, un tenedor, moldes de galletas y una cerilla para hacer los ojos.

Lo de las servilletas para los lazos hasta que endurecieran lo vi en un video también. Una que se documenta.

He descubierto blogs muy interesantes después de hacer la tarta por ahí mirando.

De tantos que vi ahora no recuerdo nombres pero me he hecho seguidora de alguno y haré enlaces para que podáis verlos. Tienen verdaderas maravillas.

Mis ositos y la guindas lloronas

El lazo.

Los elefantes.

Los hipopótamos

 

Vista desde arriba

Sinceramente pienso que este tipo de tartas es para ocasiones muy especiales donde la tarta es una obra de arte que de el esplendor de broche final a una excelente celebración.

Imprescindible, tener de todo para poder crear sin frenos.

Para comer, me gusta más el tipo de tartas que suelo hacer, con nata fresca, mus… etc.

Son más suaves y frescas.

La decoración del fondant es espectacular pero una bomba de calorías, y yo soy incapaz de comerme toda la capa que lo envuelve, muy dulce para mi.

Y eso que no me salió muy gruesa para ser la primera vez.

Lo dicho, arte puro y artistas los que he visto en estos días de investigación.Mi sincero reconocimiento como novata después de esta experiencia que repetiré cuando tenga más materiales y herramientas.

 El corte

La capita de higos fue todo un”puntazo” como dicen mís hijos jejejeje

¿Te apetece un trocito?

Después del trabajo que da, lo que da es pena de romperla. Bueno mañana es lunes y empezamos de nuevo la semana, pero que no se diga que no la termino dulcemente jejeje

¡Feliz semana a todos amigos!

Déjanos tu opinión

Tu dirección de email no será publicada.