Solomillo de cerdo relleno de sobrasada con salsa de queso

Un plato diferente y muy sabroso. La sobrasada con carnes y quesos se lleva muy bien y con los dos, mucho mejor.
Incluída en el especial: Cocina de Baleares

Ingredientes

– 1 solomillo de cerdo
– 4 cucharadas soperas de sobrasada
– 100 ml de vino blanco
– 100 g de queso curado
– 200 ml de nata líquida
– nuez moscada
– aceite de olvida
– sal
– hilo de carnicero

Preparación

Lo primero que debes hacer es quitar toda grasa que pueda tener el solomillo. Haz un corte a lo largo por el centro del solomillo hasta 1 cm de la tabla (dibujo 1), Te quedará un trozo  gordo por cada lado. A cada uno de ellos le haces un corte al medio, nuevamente dejando 1 cm de carne (dibujo 2). Presiona con las manos la carne hacia abajo. Te quedará abierto pero con unos picos hacia arriba de carne. Puede cortalos para emparejar la forma de la carne o puedes machacarlos pero tienes que ser suave porque la carne de solomillo es muy frágil y no queremos agujeros por donde se nos escape el relleno. Nos quedará una suerte de rectángulo de carne.

Cómo abrir un solomillo de cerdo

En uno de los lados largos del solomillo haz un camino generoso de sobrasada dejando limpio 3 cm de cada punta y enrolla hacia el otro lado largo apretando bien pero sin que se salga el relleno por las puntas. Átalo con hilo de carnicero a lo ancho y a lo largo.

Calienta el horno a 200º. Calienta una sartén o cacerola que puedas meter en el horno. Dora en un poco de aceite de oliva toda la superficie del solomillo. Añade el vino blanco (no sobre la carne sino sobre la sartén) y en cuanto evapore el alcohol mételo en el horno 7 minutos, voltea la carne y déjalo 7 minutos más. Si se secase el fondito de cocción añade un poquito de agua cuando voltees la carne.

En un cazo pon a calentar la nata a fuego medio y añade el queso cortado en trocitos pequeños o rallado, si te resulta más cómodo. Ve revolviendo de vez en cuando hasta que se derrita el queso. Apaga el fuego, añade la nuez moscada y prueba de sal. Si el queso es muy salado no necesitará sal, de lo contrario agrégale.

Una vez pasado el tiempo de horneo, deja reposar la carne 5 minutos antes de cortar. Quita los hilos y corta en rodajas de unos 3 cm. Acomódalos en un plato y cúbrelos  con la salsa de queso y un poquito del fondo de cocción que se habrá teñido de rojo por el pimentón de la sobrasada.

Incluída en el especial: Cocina de Baleares