Rosquitos de córdoba

Estos Rosquitos de Córdoba son receta directa de mi abuela, que vive en Montemayor, un pueblecito pequeño de Córdoba. Ella los lleva haciendo décadas, tal y como los hacía su madre. Espero que os gusten :)
Incluída en el especial: Cocina de Andalucía

Ingredientes:

  • 6 huevos
  • Un puñado de piñones
  • 2 papelitos de soda
  • La ralladura entera de un limón
  • 4 copas de chupito de aguardiente
  • Medio quilo de azúcar
  • 3 cascarones de huevo de aceite

Esta es una medida de abuela. Con la mitad de un huevo mides la cantidad de aceite que necesitas.

  • 1 quilo de harina para repostería de freír

Es importante que no sea harina para repostería refinada. La marca Gallo dispone de harina para repostería frita.

  • Canela en rama molida

Ellas tienen esos molinillos de café para moler la canela en rama. Nosotros lo podemos hacer con un mortero para que quede menos fina que molida de bote. Lo bueno es que se note.

 Preparando la masa:

Lo primero será desahumar el aceite. Para hacerlo tendremos que ponerlo al fuego junto a la ralladura del limón. Lo dejamos enfriar.

Batimos las claras a punto de nieve con una tacita de azúcar que tendremos que ir añadiendo poco a poco. De este modo podremos tener claras más fuertes. Las reservamos.

El aceite ya frío lo mezclamos con las yemas de los huevos, como si se tratara de mayonesa. Con un mortero y mucho cuidado. No utilicéis batidoras ni nada por el estilo. Con suavidad.

Mezclamos el resto de azúcar con la harina, el aguardiente, la canela y la soda hasta obtener una masa. Entonces le añadimos las yemas mezcladas con el aceite y seguimos trabajando la masa con cuidado. Por último añadimos las claras a punto de nieve mezclando suavemente con una espumadera.

Deberéis dejar reposar la mezcla como mínimo 3 horas tapada con un trapito de algodón.

Preparando la cocción:

Hasta aquí no le veo mucha complicación aunque creo que, los siguientes pasos son más difíciles de llevar a cabo una persona sola así que, si podéis contar con dos manos más es ideal.

Deberéis preparar un almíbar con un poquito de agua, la mitad de cantidad de azúcar que hayáis utilizado, un chorrito de zumo de limón exprimido y canela en rama. Para hacer el almíbar lo tendréis que poner todo en una cazuela y llevarlo a la ebullición sin remover con una cuchara.

Este punto es muy importante porque el almíbar forma bolitas de azúcar fácilmente así que, la única forma de hacerlo es remover el almíbar es sacudiendo la cazuela por el mango.

Entonces formáis churritos y los juntáis por las puntas, le añadís algunos piñones insertándolos suavemente en la masa.

Mojamos los rosquitos formados en el almíbar y los freímos en una sartén con aceite también desahumado con limón.

A mí parecer este paso es bastante complicado porque la masa es poco espesa y los rosquitos pueden quemarse con facilidad. Deberéis ser ágiles.

Cuando los tengáis fritos, los rebozáis en azúcar y ya tendréis listos unos rosquitos cordobeses buenísimos. 

 Si quieres ver la receta, paso a paso, ilustrada con fotografías lo puedes hacer en mi blog: http://www.sweetmondays.com/2011/05/rosquitos-viajeros/ 

Incluída en el especial: Cocina de Andalucía

Déjanos tu opinión

Tu dirección de email no será publicada.