Cachitos de jamón

Cuando uno es emigrante, echará de menos por siempre y siempre, muchas cosas de la tierra que nos vio nacer. En mi caso, conservo grandes amigos, recuerdos hermosos y añoranza de sitios y comidas de mi Venezuela natal. Y esta receta es un ejemplo!

INGREDIENTES:

  • 2 cucharadas de levadura de panadería seca
  • ½ taza de azúcar
  • 1 cucharadita de sal
  • ½ taza de mantequilla derretida
  • 1 taza de leche
  • 8 tazas de harina de trigo
  • 3 huevos batidos
  • ¼ de taza de agua
  • 800 gramos de jamón cocido picadito
  • 100 gramos de bacon picadito
PREPARACION

En un recipiente, mezclamos el jamón cocido con el bacon.

En un vasito, mezclamos ¼ taza de agua tibia con un poquito de azúcar y la levadura seca. Lo dejamos reposar unos 10 minutos (La mezcla tiene que crecer casi el doble).

En un bol, mezclamos la leche, la mantequilla derretida, el azúcar restante y la sal. Removemos bien, añadimos la harina (reservando un cuarto de taza para después) y amasamos. Luego agregamos los huevos y seguimos amasando, añadimos la levadura y amasamos continuamente hasta que tengamos una masa pegajosa y uniforme.

Metemos el bol en una bolsa plástica y dejamos reposar la masa durante 2 horas en un lugar tibio (mucho mejor). Pasado este tiempo, sacamos la masa y con la harina que teníamos reservada la trabajaremos un poco más hasta que no se pegue en las manos.

Cortamos la masa en 2 trozos, la boleamos y extendemos con ayuda de un rodillo, haciendo un disco de unos 20 ó 25 cms. de diámetro. Cortamos cada disco en 8 triángulos mas o menos iguales (como si fuese una pizza).

Luego estiramos cada triángulo nuevamente con el rodillo y en su parte más ancha rellenamos con la mezcla de jamón y bacon. Doblamos las puntas del lado ancho, hacia adentro, y enrollamos el triángulo desde el lado mas ancho al lado delgado; y lo colocamos en una bandeja de horno con el piquito último hacia abajo, para que no se derrame el relleno.

Con el horno precalentado a 200º, metemos los cachitos al horno y bajamos la temperatura a 180º y horneamos durante 20 minutos o hasta que estén bien dorados; sacando cada cierto tiempo la bandeja, para pintar los cachitos con huevo batido. (Yo le pongo un punto de azúcar al huevo batido, porque me encanta el sabor que le deja a la masa).

Los cachitos son deliciosos como sea, pero calentitos, muchísimo mejor!!!