Remolachas exquisitas, segun mirta pagnuco

Dos sabores encontrados que combinan a la perfección. No podes dejar de comer.

Hervir remolachas no muy grandes hasta que estén blandas. Hay dos maneras de seguir:

1) cortar en trozos no muy pequeños las remolachas y agregarle abundante queso azul. Preparar como ensalada común.

2) Cortarlas por la mitad, ahuecarlas, poner queso azul a derretir a fuego muy lento, y rellenar las mitades con la pasta de queso, llevar a la heladera para que endurezca. Ideal para acompañar carnes de todo tipo.

.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de email no será publicada.