Musaka de cordero lechal

Es un plato parecido a la lasaña pero para mi es mas rico, el sabor de las berenjenas con la carne de cordero lechal y la bechamel le dan un sabor delicioso

INGREDIENTES

2 berenjenas grandes.

1 cebolla.

1 pierna de cordero lechal picada.

2 dientes de ajos.

300 gr de tomate rallado.

¾ l. de leche.

3 cucharadas de harina.

1 pastilla de caldo concentrado de pollo.

1 yema de huevo.

50 ml de vino blanco

Un poco se orégano o cominos.

Nuez moscada

Pimienta

Queso tipo mozzarella y parmesano.

Aceite para freír y la bechamel

El carnicero nos deshuesa la pierna y nos la pica.

Picamos la cebolla y los dientes de ajos y los freímos con un poco de aceite sin que tome mucho color.

Añadimos a la cebolla la carne picada y dejamos que se fría todo junto a fuego moderado.

Lavamos las berenjenas y las cortamos finas sin que se rompan con la mandolina para que nos queden todas las laminas iguales y las salamos para que suelten un poco el amargor, las dejamos en un colador.

Rallamos el tomate y con 2 cucharadas de aceite lo ponemos a freír en una sartén aparte.

Cuando la carne este casi frita le añadimos un poquito de orégano o  media cucharadita pequeña de cominos machacados y salamos un poco.

Yo le he puesto un poco de cominos y pimienta, le puedes añadir una chispa de canela, yo no se la he puesto.

Mientras se nos va cocinando  la carne  vamos friendo las berenjenas, yo les pongo muy poco aceite porque chupan mucho mas bien se me hacen a la plancha, pero freírlas si harina, y según las saquemos de la sartén las dejamos sobre papel de cocina.

Añadimos el vino y lo dejamos reducir  dando vueltas a la carne para que tome el sabor bien.

Añadimos el tomate frito y mezclamos bien dejando un par de minutos cociendo junto con la carne.

Preparamos la bechamel con 50 ml de aceite y las 3 cucharadas de harina.

Vamos añadiendo la leche caliente poco a poco y moviendo para que no tenga grumos y nos quede lo mas fina posible, le añadimos las pastilla de caldo concentrado de pollo y un poco de nuez moscada.

Cuando este bien cocida retiramos del fuego y le añadimos la yema de huevo, moviendo muy rápido para que no cuaje, la yema le da mucha suavidad a la bechamel.

Cubrimos con berenjenas fritas el fondo del recipiente que vamos a llevar al horno.

Ponemos una capa de la carne sobre las berenjenas y cubrimos con otra capa de berenjenas así hasta agotar la carne, cubrimos con una buena capa de bechamel, le ponemos el queso mozzarella rallado y le rallamos el parmesano encima también con una buena capa.

Llevamos al horno precalentado a 180º hasta que este bien dorado el queso en unos 15 minutos aproximadamente se nos gratina.

Esta deliciosa,  es parecido a la lasaña pero en vez de pasta es la berenjena con la que hacemos las capas y el sabor del cordero la hace que sea muy especial.

Espero que os guste besos

Adita.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de email no será publicada.