Mousse de fresas con chocolate negro

Una receta sencilla y natural que no os dejará indiferentes

Para la mousse de fresas:

  • ½ litro de puré de fresas naturales
  • 200 gr. de leche condensada (yo la puse desnatada)
  • ½ litro de nata líquida para montar
  • 8 o 9 hojas de gelatina

Para la cobertura de chocolate negro:

  • 150 gr chocolate negro
  • 75 g de azúcar o edulcorante, yo no le he puesto
  • 250 ml nata para montar
  • 250 ml leche entera
  • 1 sobre de preparado para cuajada

Preparación

Para preparar el mousse dejaremos las hojas de gelatina hidratándose. Trituraremos las fresas y separaremos una parte, unos 100 ml, los cuales calentaremos durante 1 minuto a potencia máxima en el microondas.

Deshacer las hojas de gelatina, las 9, una a una en el puré de fresas caliente y añadiremos el resto del puré de fresas y la leche condensada y removemos.

Reservaremos en la nevera. Montaremos la nata. Añadimos el preparado del puré de fresas con la gelatina y removemos con movimiento envolventes. Una vez esté todo bien integrado pasaremos a montar el pastel.

Cogeremos el aro de un molde desmotllable y lo pondremos sobre el plato o la base definitiva del pastel, ponemos la mousse y alisamos bien, dejamos reposar en la nevera una hora aproximadamente.

Una vez pasado este tiempo procederemos a hacer la primera capa de chocolate, mezclaremos 250 ml de nata y 250m de leche, de esta mezcla en separaremos unos 100 ml.

Pondremos la mezcla a calentar junto con el chocolate negro y 75 gr de azúcar o edulcorante.

Una vez empiece a hervir añadiremos los 100 ml de leche y nata que habíamos separado, mezclados con el sobre de preparado de cuajada o volveremos a hervir, removiendo todo el rato para evitar que se nos pegue.

Una vez tengamos el chocolate lista, sacaremos la mousse de la nevera y con mucho cuidado pondremos la mezcla de chocolate negro. Ayuda mucho verter la mezcla sobre una cuchara y luego sobre la base, ya que de esta manera se reduce mucho la temperatura. Una vez tengamos vertido todo el chocolate lo pondremos en la nevera.

Dejaremos que enfríe y cuaje durante un par de horas o hasta el día siguiente. Desmoldar con cuidado y decoraremos a nuestro gusto.

Vuelvo a repetir un postre delicioso y muy ligero que no os dejará indiferentes!!

Déjanos tu opinión

Tu dirección de email no será publicada.