Horchata Chufi Light

Me encanta la horchata y de la única forma que puedo disfrutar este refresco tan genuinamente valenciano es comprándola embotellada. Horchata Chufi no es que sea santo de mi devoción, la verdad, y en comparación con las horchatas que sirven por tierras valencianas Chufi más bien parece un caldo sucedáneo de horchata que otra cosa, pero en fin son las desventajas de vivir Madrid…

Ahora le damos una vuelta de tuerca más al invento y nos sacamos de la manga la horchata Chufi Light, producto que me recuerda mucho a los Donuts Light por la falsa denominación de alimento “Light”. La horchata Chufi Light tiene la ventaja de tener un 30% menos de calorías que la Chufi original, ¿a cambio de qué te preguntarás?, pues a cambio de terminar de dar una patada al sabor de la horchata, y de paso aguar la chufa en un caldo lechoso y anodino ciertamente infumable.

Si tenemos en cuenta que 100ml de Chufi light son casi 50 Kilocalorías y la misma cantidad de Chufi original suponen 72 Kilocalorías, es mucho más recomendable beber dos terceras partes de un vaso de Chufi normal, antes que tragarte un vaso de este “caldo con aroma a horchata”. Suspenso para Chufi light, empollar más para septiembre o toca repetir curso…