Café autocalentable de Caliente Caliente

Aquí vengo cargadito de novedades. Los amigos de Caliente Caliente (y no es nada de lo que os imagináis guarretes) nos traen una novedad que estoy seguro que, con alguna mejora, puede suponer el fin de las máquinas de café. Si, si, esas máquinas que siempre se tragan tus monedas por la mañana y que están llenas de sobres con quejas que luego tiran a la basura. Esas mismas.

El invento es digno de mención y consta de un “recipiente o vaso de aluminio termosoldado sobre un vasito de polipropileno, cuyo espacio interno se encuentra dividido en dos partes por una membrana que separa los elementos que producen el efecto calórico, que son sales de cloruro de calcio y agua”.

Eso es lo que dice en el envase, pero es mucho más sencillo de lo que parece. Se trata de agitar el vaso durante 40 segundos boca abajo para que la bebida en cuestión se caliente y podamos disfrutar de un café calentito y sin máquina… buena idea ¿no?

Pues sí, aunque todavía falta resolver algunos problemillas como la cantidad de café contenida en el vaso, tan sólo 75 ml y el calor, que no es tan fuerte como el de máquina, obvio. Pero todo se andará, de momento, monstruosas máquinas de café, id temblando porque os quedan dos telediarios 🙂