Menu
Torrijas caseras mañaneras con pan duro

Torrijas caseras mañaneras con pan duro

Receta de Torrijas o qué hacer con el pan duro cuando te levantas una mañana de domingo, que no es “Semana Santa”, y no tienes qué desayunar.
Leer Receta Ver Fotos


Hay gente que suele ir a comprar pan especial para cocinar torrijas, pero yo creo que la gracia de las torrijas está en utilizar el pan duro que te sobra de la semana, por eso utilicé un pan de chapata que estaba más duro que una piedra y quería aprovechar.

Este postre o dulce, para aquellos que no lo conocéis, es muy típico de España y se come tradicionalmente en Semana Santa, aunque mucho antes de que llegue la cuaresma ya lo podéis ver en muchas pastelerías de todo el país. La torrija o torreja, no deja de ser una especie de leche frita o bread pudding, como le llaman los ingleses. En España es una receta típica familiar, en la que abuelas, madres y tías compiten por preparar las mejores torrijacas. Es un postre tan rico, barato y fácil de hacer que seguro que os va a enganchar.

Ingredientes (para unas 6 torrijas)

  • 1/2 barra de pan duro
  • 1 vaso de leche semi desnatada
  • 1 ó 2 vasos de agua
  • 1/2 litro de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 2 o 3 huevos
  • miel, azúcar blanca o Cola-Cao
  • Una rama de Canela y canela en polvo

Preparación

1. Se corta por la mitad la barra de pan de chapata, como si fuéramos hacer un bocadillo.  Un consejo para cortar pan duro es utilizar un cuchillo de sierra y mojar levemente el pan en agua para que se ablande, de esta manera evitaremos que el pan se quiebre y que las torrijas nos salgan de diferentes tamaños.  

2. Después se corta el pan en trozos medianos y se quita la corteza al pan para que las ambas partes tengan el mismo grosor y se frían por igual.

3. En un recipiente echamos la leche, el agua y la cucharadita de extracto de vainilla y lo calentamos en el microondas. Si te digo la verdad no soy muy amigo de utilizar el microondas pero en esta ocasión no tenía tiempo y decidí utilizarlo, si lo prefieres lo puedes calentar en un cazo tranquilamente.

4. Cuando la leche esté templada, no hirviendo, introducimos el pan en la leche. La temperatura de la leche es muy importante porque si ésta hirviendo va a destrozar el pan, y si está fría el pan no va a chupar la suficiente leche.

5. Esperar alrededor de 2 o 3 minutos hasta que el pan esté empapado pero no se deshaga y dar la vuelta a cada rebanada para que chupe la misma cantidad de leche por cada lado.

6. Vamos batiendo los huevos en un recipiente para ir ganando tiempo. Retiramos el pan de la leche para que no se siga empapando y sumergimos la primera torrija o trozo de pan en el huevo por ambas caras.

7. Mientras, calentamos en un cazo u olla pequeña el aceite de oliva, o en su defecto, aceite de girasol, que también es muy interesante ya que no le va a añadir ningún sabor a la torrija.Lo del cazo pequeño es muy importante porque vamos a gastar menos aceite y vamos a poder controlar mejor la fritura de la torrija y además luego será más fácil retirar los restos de frituras anteriores.

8. Una vez empapado el pan en el huevo lo introducimos directamente en la sartén. Otra cosa muy importante es que el aceite debe estar a una temperatura óptima por ejemplo en una cocina vitrocerámica de 0 a 10 una temperatura óptima sería de unos 7 a 8 puntos, un consejo para controlar el fuego y esté a su temperatura correcta es, que primero pongáis al máximo el fuego de la vitrocéramica y luego se baja  un par de puntos, de ésta manera sabréis que el aceite tiene una temperatura adecuada.

Otro truco para la primera vez que vas a introducir algo en el aceite es coger la torrija más fea y hacer la prueba del fuego con ella, pobrecita mía. Por ejemplo a mí me sobraba la parte final del pan y  utilicé ésta parte sobrante para comprobar la temperatura del aceite.

9. Debemos freír las torrijas por ambas caras aproximadamente 2 minutos por cada lado, y fijarnos que estén doradas Cuidado cuando las saquéis de la sartén, queman como la madre que las parió.

10. Llenamos 2 recipientes diferentes. El primero con azúcar blanca y el segundo con Cola-Cao, Nesquik o cualquier otro cacao en polvo, para no hacer publicidad (jiji).

11. Y ahora viene la parte más importante. Cuando saques las torrijas del fuego debes rebozarlas  de azúcar por ambas caras, embadurnándolas con las manos. Luego retirar  la torrija en un plato aparte. El calor del aceite hará que el azúcar se derrita y se convierta en una especie caramelo o almíbar típico de las torrijas. Si quereís que las torrijas sean de chocolate hacer la misma operación con el Nesquik, Cola-Cao o cacao en polvo. Hay gente que le hace un almíbar aparte y se lo echa por encima a las torrijas. Es cuestión de gustos, pero yo prefiero el sabor que le da el azúcar o el chocolate.

12. También podéis espolvorear un poquito de canela en polvo para que le de un toque más  tradicional.

Podemos hacer esta receta de torrijas con diferentes tipos de pan, sobra decir que mientras más calidad tenga el pan que utilicemos para hacer las torrijas, el resultado final será una torrija más agradable.

También depende de la calidad del pan la torrija chupará más o menos cantidad de leche en más o menos tiempo, así que ándate al ojo si tu pan es blanco porque posiblemente se deshaga si lo dejas mucho tiempo en la leche templada.

Siguiendo con el pan, por ejemplo,, un pan rústico compacto y hecho con masa madre tardará más en chupar la misma cantidad de leche que un pan más blando como el de una baguete que tiene  una harina más refinada. Por no hablar de hablar del pan de molde o de sándwich que prácticamente se va a deshacer cuando lo empapemos con leche. Un truco para todos lo que vayáis a utilizar pan más blando como pan de sándwich o los bollitos de pan, es que después de empaparlos en la leche los metáis al frigorífico unos quince minutos para que así se enfríe el pan y luego podamos echarlos en huevo y no se deshagan.

Fotaca!

Recetas caseras : Torrijas caseras mañaneras con pan duro

Publicado el 2016-03-09

Semana Santa Postres y Dulces

Receta cocinada por Victor Trujillo