Menu
Higos: mermelada, en almibar y... con jamon

Higos: mermelada, en almibar y... con jamon

Son el sabor de septiembre, a veces de junio.
Leer Receta Ver Fotos


Mermelada de higos:

Ingredientes:

  • 600 g de higos
  • 400 g de azúcar

Procedimiento:

1. Lavar y asear los higos. Cuartearlos

2. En un cuenco adecuado para el horno microondas, macerar juntos los higos y el azúcar durante una jornada laboral, removiéndolos de vez en cuando. Tapar el cuenco con un film plástico perforado.

3. Hervir durante veinte minutos con las microondas, haciendo una parada a media cocción para remover.

4. Llenar los frascos elegidos. Tapar.

 

Higos en almíbar

Ingredientes:

  • 1000 g de higos
  • 500 ml de agua
  • 250 g de azúcar

Procedimiento:

1. Lavar y asear los higos. Perforar su piel con un tenedor.

2. En una olla, llevar a ebullición el agua junto con el azúcar. Verter los higos y hervir a fuego suave durante media hora, removiéndolos de vez en cuando.

3. Llenar los frascos elegidos. Tapar. Y esterilizar en olla a presión durante 10 minutos.

 

 

Higos con jamón

Ingredientes:

  • Una docena de higos
  • Una docena de lonchas de jamón de tamaño adecuado
  • Aceite de oliva virgen extra

Procedimiento:

1. Lavar y asear los higos. Cortar el pedúnculo y la piel de la base para aplanar ambos extremos. Cortar por la mitad.

2. Entre dos mitades de higo poner una loncha de jamón.

3. Tostar los higos por ambas caras en una sartén pincelada con aceite de oliva.

Letanía de recuerdos para acompañar a los higos. En septiembre toda la familia visitamos la higuera del corral de Iscar. Pocos años y pocas brevas recogemos en junio. Las brevas y los higos. El breval y la higuera. Siempre ha estado ahí, la plantó mi abuelo cuando hizo la casa familiar, hace más de sesenta años. Asociada, en la infancia, a los juegos fraternales y a las fracturas óseas, al tirachinas y a la escopeta de perdigones, sus ramas secas y huecas a las cerbatanas y a las pipas para fumar. Un verano, ya lejano, bajo su sombra estudié algunas de las lecciones del ingreso en bachillerato.

Estos días, mi madre con la fresca de la mañana busca entre los higos más accesibles, media docena es su número; y los hermanos, como vivimos fuera, al llegar a casa, cuando la visitamos, hacemos una excursión, casi ritual, hasta la higuera, para comer los higos in situ.

Compito con los pájaros, hormigas y avispas, busco los higos ya rendidos por su peso, con la piel tersa y brillante, verde que quiere el dorado, con las primeras grietas… ¡están tan melosos!

Para estas elaboraciones elijo higos tan sólo maduros.

La caja de higos de la foto procede de la recogida final en Miralmonte, ha sido un obsequio de Fernando.

Recetas caseras : Higos: mermelada, en almibar y... con jamon

Publicado el 2013-10-07

Postres y Dulces

Receta cocinada por Jesús de la Rosa Martín Zamora (Zamora, Spain)