Menu
Tallarines con pollo al estilo chino

Tallarines con pollo al estilo chino

Lo reconozco, ha sido muy duro comer tanto tallarín durante todos estos meses jejeje, pero por fin estoy a punto de desvelaros la auténtica y original receta de los tallarines chinos salteados. Espero que os guste. Allá vamos.
Leer Receta Ver Fotos


Ingredientes para la masa de los tallarines

  • 300 gramos de harina de trigo
  • 3 huevos frescos
  • 2 cucharaditas de sal
  • 1 cucharada de aceite de oliva

Ingredientes para los tallarines

  • 1 pechuga de pollo
  • 1/2 pimiento rojo pequeño
  • 1 cebolla grande cortada en laminas gruesas
  • 1/2 kilo de champiñones ó 1/4 kilo de setas
  • Salsa Siyau “Kikko”(**) o en su defecto Salsa de soja “Kikkoman” (*)
  • Aceite de girasol
  • Ajinomoto (Glutamato monosódico) (*)

(*) Estos ingredientes se pueden encontrar en cualquier tienda de alimentación china.
(**) Salsa Siyau Kikko es una salsa de soja que se puede encontrar en las tiendas latinas de alimentación y que recomiendo para este plato.

Preparación

1) El paso número uno es el más sencillo: mezclar la harina, los huevos, la sal y el aceite de oliva hasta que quede una masa elástica y de color amarillo. Es recomendable que la sal sea lo más fina posible para que no se note. Cubrimos la masa con harina y la envolvemos en film transparente para dejarla reposar en el frigorífico al menos 1 hora:

2) Sacamos la masa del frigorífico después de 1 hora y la amasamos encima de la mesa y la cortamos en tres trocitos. Ahora vamos a trabajar cada uno de los tres trozos de masa. Es muy importante que enharinemos bien la mesa donde vamos a trabajar porque la masa puede pegarse y es muy incómodo trabajarla. Con un rodillo vamos estirando el trozo de masa hasta que quede lo más fino posible. 

3) Una vez hayamos pasado por el rodillo la masa, debemos introducirla en la máquina de pasta varias veces (entre 4 y 6 veces) para que se quede lisa, tal y como se muestra en la foto 3. Mi máquina tiene 9 posiciones y suelo utilizar la posición 1 para que la masa quede lo más fina posible. No se os olvide enharinar la mesa cada vez que paseis la masa por el rodillo para que no se pegue. 

4) Con la masa estirada en la mano, introducimos la masa en la parte posterior de la máquina para cortar la masa. Debes hacerlo de forma rápida para que corte bien y debes estar atento para que no se enrede demasiado y se quiebren los tallarines. 

5) Una vez que la masa está cortada, se extiende en una bandeja con mucha harina, mientras más harina mejor, y se deja secar a temperatura ambiente durante al menos 1 hora. Si no tienes tiempo para hacer los tallarines a mano, puedes utilizar los tallarines de “Pastas Gallo” y cocerlos en agua entre 12 y 18 minutos para que queden bien suaves. Necesitamos que la textura del tallarín no sea al dente, sino mucho más suave y más cocinados. 

6) El Siyau Kikko y el Ajinomoto son dos ingredientes fundamentales en este plato. Siyau Kikko es una salsa de soja peruana que venden en tiendas de alimentación latinas, no lo encontrareis en tiendas orientales. Para mi gusto y después de muchas pruebas con muchas salsas de soja: Heinz, Man Fong e incluso Kikkoman, el mejor resultado lo he obtenido con el Siyau Kikko “Lo hace más rico” jajaja que locos están los peruanos. Siyau es la palabra en chino cantonés (esto lo he visto en la wikipedia) que significa “salsa de soja”.

El Ajinomoto es un sazonador muy utilizado en toda Asia. Fundamental en la cocina japonesa, sobre todo en sopas y que da un sabor especial a la carne blanca del pollo. Lo podeis encontrar en tiendas latinas y tiendas chinas de alimentación.

7) Aquí es donde está el meollo de este plato. Asi que vamos a coger aire, armarnos de valor y a rezar a Buda un par de oraciones. Vamos a cortar las pechugas de pollo en filetes y cada uno de los filetes en tiras. Es recomendable marinar el pollo en Salsa Siyau o Salsa Soja + Aceite de Girasol + media cucharadita de café pequeña de Ajinomoto + un poco de ajo molido, durante al menos 1 hora a temperatura ambiente o 6 o más horas en el frigorífico.

A continuación debemos calentar una sartén que sea grande con aceite de girasol, lo suficiente para que el pollo no se pegue. Debe estar a fuego máximo, y cuando el aceite comience a soltar humo y veas que tu cocina va a despegar , echa el pollo a la sartén y mueve rápidamente con una cuchara de palo.

Dos o tres minutos después cuando el pollo ya casi esté cocinado, introduce los champiñones laminados (o las setas, depende de tu gusto) y el pimiento rojo cortado en tiras. Dejalo cocinar hasta que los champiñones comiencen a soltar parte de su agua. Prueba los champiñones porque te darán la prueba exacta de cuándo tienes que introducir la cebolla. El caldo de los champiñones debes escurrirlo fuera de la sartén en un vaso ya que ese líquido es muy difícil espesarlo y queda sobrante. Toda esta mezcla en la sartén nunca debe quedar aguada!!

Al final del todo, echa la cebolla partida en tiras gruesas y dejala cocinar hasta que se ponga transparente. Entonces debemos verter media taza aproximadamente de Salsa de Siyau o Salsa de Soja, pero NUNCA encima del pollo o los ingredientes. Debes hacer un hueco en medio de la sartén y dejar que se fría un poco la salsa de Siyau o Soja. Esto se hace para que pierda su fuerza y adquiera mejor sabor. Tras 10 o 20 segundos de cocinar la salsa, podeis mezclar con todos los ingredientes y quedará algo parecido a la imagen 7. En este punto debeis probar la cebolla y el champiñón para controlar el punto de cocción. Se puede echar toda la salsa de Siyau o Soja que querais para que el pollo y la cebolla se vuelvan de color marrón oscuro. 

Ey! ¿Se te habían olvidado los tallarines a que si? Pues debes ponerlos a hervir en gran cantidad de agua durante al menos 12 minutos. Aunque algunas recetas que he encontrado en internet dicen que la pasta fresca se cuece en menos minutos que la seca, he descubierto que el mínimo de cocción para que la textura de la pasta fresca sea agradeble, debe ser  de al menos de 12 minutos. 

9) Una vez se hayan cocido nuestros tallarines, los mezclamos en una olla con la mezcla de pollo y pimiento y verdura de la sartén. En este momento debemos mezclarlo con cuidado todo para que no se deshagan los tallarines y debemos probarlo. Puede suceder que estén sosos, pues se le echa un poco de sal, o que tengan mucha agua debajo a causa de los champiñones, se le retira el agua. Se le puede añadir un poco más de salsa de Siyau y un toque final de media cucharadita de café de Ajinomoto. 

10) Y ya tenemos listos para servir nuestros auténticos tallarines chinos con pollo al estilo del “Rey del Tallarín” chino. Si quereis para que mejore su presentación y también su sabor se le puede añadir un poco de cilantro fresco muy picado. Os aseguro que su sabor es realmente espectacular!!!

Si os ha gustado esta receta, aqui teneis muchas más recetas de tallarines en muchogusto.

Recetas caseras : Tallarines con pollo al estilo chino

Publicado el 2011-05-09

Pastas y Pizza Historia y recetas de pasta

Receta cocinada por Victor Trujillo